jueves, 30 de abril de 2015

El fortín (Triunfo)

La vida en los fortines
fue desangrada
peleando contra la indiada.

Y cuando un corneta
tocaba diana, 
todos movían con el alba.

Luego en los pisaderos, 
cortando adobe
siempre cumpliendo las órdenes.
O con el arado
 haciendo la chacra,
sembrando cuadros de alfalfa.

¡Aura!
Unos de rombines, 
otros de guardia 
hasta pasar la mañana.

Apenas un descanso
para un almuerzo
y a trabajar en silencio.

Pobres no dormían, 
ni descansaban
haciendo de imaginaria.

Sin ropa en un patrio
y sin protestas
salían de descubierta.

La menor palabra
de un desacuerdo, 
iban al estaquiadero.

¡Aura!

Pobres nuestros gauchos
¡qué vida triste!...
Morían en los fortines.