sábado, 18 de octubre de 2014

Mi hacienda



En el potrero de mi alma,
cada día más se aumenta,
-con tristeza lo he oservao-
la tropiya de mis penas...

Y asigún yo me carculo,
en mi desgraciad'hacienda,
deben haber penas machos
entreveraos con las hembras!...