lunes, 6 de mayo de 2013

Por cifra y milonga

 

Yo le canto al sur por cifra
y le canto por milonga,
y aunque no me lo proponga
en cualquier tiempo o lugar,
si me pongo a guitarrear
canto por cifra y milonga.

La cifra que es payadora
va de la guitarra en pos,
y se entabla entre los dos
un diálogo de armonía,
repartiendo la porfía
entre "ahur' a mí" y "ahur' a vos".

Yo le canto al sur por cifra
y por milonga le canto,
y aparcero, les garanto,
que en esto soy como Fierro:
¡hasta el día de mi entierro
en esta función me planto!

La milonga es corazón
que se anuda en el cordaje,
es el sonoro brebaje
donde campea la hombría,
es la ardiente criollería
derramada en el paisaje.

Yo le canto al sur por cifra
y le canto por milonga,
y aunque no me lo proponga
en cualquier tiempo o lugar,
si me pongo a guitarrear
canto por cifra y milonga.