martes, 7 de mayo de 2013

Cuando caiga mi osamenta




(Pintura: Molina Campos)


 
El día que yo me muera,
cuando me muera nomás,
quiero morirme entre amigos
fogoneando, ¡pa'qué más!...
El día que yo me muera
cuando me muera nomás.

Cuando caiga mi osamenta
entre medio del terrón,
quiero a mi mejor amigo
cantándome una canción...
cuando caiga mi osamenta
entre medio del terrón-

Tal vez me cante una cifra
o una milonga tal vez,
yo vi'a florearlo en silencio
por si lo encuentro otra vez...
tal vez me cante una cifra
o una milonga tal vez.

El día que yo me canse
de andar peleando a la vida,
capaz que ni me doy cuenta
de que alguno me quería.
Entonces me voy a dir
con ese dolor adentro,
¡menos mal que tengo un Dios
eso me pone contento!

Capaz que llego a saber
si tengo algún enemigo,
de ser ansí que aparezca
ansí me muero tranquilo...
capaz que llego a saber
si tengo algún enemigo.

Ojalá que no me vaya
sin saber qué va a pasar,
con el hijo de mi hijo
o al menos verlo llorar...
ojalá que no me vaya
sin saber qué va a pasar.

Que nadie empiece a los llantos,
que nadie sienta temor,
y que algún paisano diga:
se está muriendo un cantor.

Mirá que ponerme a hablar
del día que yo me muera,
si recién me nace el canto
pa'dejarlo donde quiera...
Mirá que ponerme a hablar
del día que yo me muera.

El día que yo me muera,
cuando me muera nomás,
quiero morirme entre amigos
fogoneando, ¡pa'qué más!...
El día que yo me muera
cuando me muera nomás.