lunes, 5 de diciembre de 2011

Vallejos

(Pintura: Carlos Montefusco)

A la sombra de un aromo
el paisano Juan Vallejos
le acomoda a su azulejo
el recado sobre el lomo.
Una nube color plomo
va cruzando el firmamento
mientras se escucha el lamento
lanzado por la paloma
y va cruzando la loma
el paisano muy contento.

Se dirige para el caso
hacia el corral de la estancia
a trabajar con constancia
porque es criollo baquianazo.
Pa'hacer un tiro de lazo
o domar un animal
y cuando llega a encontrar
algún bagual azulejo
seguro que Juan Vallejos
lo pide para ensillar.

Cuando tiene que agarrar
un potro o un reservado
si le acomoda el recado
ya no lo va a basuriar.
Él los deja corcoviar
y lo hacha por las paletas
lo castiga por la jeta
sentado que es un primor
porque él es buen domador
y por eso lo respetan.

Hace poco trabajó
en una estancia vecina
y de la estancia una china
en ancas se la llevó.
Con esmero la cuidó
y en el rancho de Vallejos
mientras que frente al espejo
la china se está peinando
en un palo está escarbando
un lindo flete azulejo.

No hay comentarios: