domingo, 8 de mayo de 2016

Buscando conchabo




Buenas y santas patrón
como el año viene bravo
ando buscando conchabo
y bastante pobretón
desde ya he visto un montón,
en la entrada, de baguales
que aunque me han dicho que salen
 mas malos que el alacrán
en poco tiempo estarán
pa´ la silla e´los mensuales.

Si conoce a los Perales
de la estancia La Querencia
pueden darle referencias
 muy concretas y formales,
allí dome unos baguales
y unas yeguas cimarronas
que jamás en otras zonas
me han hecho comer mas charques
y hoy en ellas por los parques
se pasean las patronas.

Por buscar cosas mejores
 como ya estoy medio viejo
se llevaron del consejo
quien sabe de que señores
trayendo otros domadores,
jinetones los muchachos
por creer que eran muy machos
a todos los espueliaron
y de esos pingos marcharon
casi todos a los tachos.

Al principio ha de reírse
cuando me vea galopearlos
peleando por sujetarlos
hasta que entren a rendirse
pero al fin podrá lucirse
entre la gente campera
que estaban en la matera
muertos de risa recién
al verme encima se creen
que me asustan esas fieras.

También vi de una majada
que anda allí de lana entera
si tiene buenas tijeras
 podrá verlas esquiladas
o para revolear la armada,
si hay rodeo para errar,
que si suele acostumbrar
a rodear en los rincones
entraré en sus redomones
para hacerlos de enlazar.

O si tiene que sacar
pa´ otro pago alguna hacienda
en redomones de rienda,
soy capaz de reseriar
y le puedo asegurar
que aunque diga algún uraño
que andar en pagos extraños
arriando, es un sacrificio,
para mi es un oficio
que disfruté muchos años.

Por las sogas de domar
solo déme algunos cueros
que también como guasquero
me suelo desempeñar
por las sogas de pasear
no seré un gran artesano
pero cuentan los paisanos
que andan por estos lugares
que hay trabajos regulares
fabricados por mis manos.

Y si una noche de farra
o después de algún churrasco
aparceriao por un frasco
 quiere oír una guitarra
suelo ser como chicharra
de bullicioso mi amigo
y perdone que le digo
respetando a los mejores
me han enfrentao payadores
 que se han chasqueado conmigo.

Eso si como campero
 pa´no rebajar mi orgullo
no me mande a cortar yuyos
 ni a barrer los gallineros;
tíreme en cualquier chiquero
solito y medio cortao
que el gaucho que anda tirao
mezclao entre tantos peones
no le faltan encontrones
para verse desgraciao.

1 comentario:

Rodrigo Pereira Clementoni dijo...

Que bonito! Hay que cuidar las tradiciones.