miércoles, 4 de julio de 2018

El canto del sur herido (Milonga)



Le pregunté a un locutor
que hablaba de festivales,
cómo eran los recitales
acá o en el interior;
ya que no vi ni un cantor
surero en un escenario,
siendo que es tan necesario
el canto de la llanura
que encierra tanta cultura
como tiene un diccionario.

Dijo que el canto surero
era aburrido, tristón,
y que no llama la atención
a los que ponen dinero;
que hay que serles más sincero,
cantar fuerte, mucho ruido
para darle otro sentido
sino la gente rezonga,
aparte escuchar milonga
es solo para entendido.

Me dije: "pobre de mí,
yo que soy paisano nato
y ando buscando un 'contato'
de ir a cantar por ahí",
y bueno si esto es así,
lo voy a tener presente
y muy cuidadosamente
mi guitarra dejaré,
tan solo la agarraré
para cantarle a mi gente.

A veces no puedo creer
cómo esto ha cambiado tanto,
han ladiao a nuestro canto
y no lo dejan crecer,
no se lo hacen conocer
al que no es de este pelo,
lo esconden bajo de un velo
a tantos cantores grandes,
y ni hablan de José Hernández
que es nacido en este suelo.

Pero soy un convencido,
hay gente que los escucha
y habrá que seguir la lucha
para que no se haga olvido.
El canto del sur herido
porque no quieren que esto haya,
yo seguiré la batalla
sin que naides se interponga
y voy a cantar milongas
por dondequiera que vaya.

1 comentario:

Richard Christian Castro Vespa dijo...

Sobre las clines de su viejo rancho.