jueves, 30 de octubre de 2014

Temporal



Un fuerte viento del este
incomodaba el sauzal,
se quejaba el pajonal
en la tarde muy agreste
y el sol por el oeste
se largaba despación,
coronando a un nubarrón
de una cinta colorada
y en su púrpura bajada
coloreaba la creación.

El sordo rumor del trueno
madrugó al canto'el gallo
daban vueltas los caballos
resoplando a hocico lleno,
seguro que nada bueno
se tráiba el amanecer,
la garúa entró a caer
por el viento zamarreado
y en la oscura madrugada
prontito dentró a llover.

Con un cielo muy plomizo
la lluvia en su desliz,
pintó los montes de gris,
el galpón cual movedizo
un gran batifondo hizo
por el fuerte vendaval,
siendo el sitio ideal
de todo hombre campero
pa'repasar los aperos
aprovechando el temporal.

Zizagueando como anguila
vienen vacas y terneros,
como el tiempo pinta fiero
rumbean pa'l monte'e lila
los matungos medio en fila
por su instinto natural
dan el anca al vendaval
y entre relincho y mugido
el campo se ha detenido
por causas del temporal.

Una lechuza chistando
en la boca de la cueva
deja nomás que llueva
mientras se queda mirando
al zorro que va pasando
de apuro a su madriguera
qu'es una vieja tapera,
los teros le hacen baruyo
al chancho qu'entre los yuyos
está osando campo afuera.

Unos chimangos mojaos
se han copao el 'ucalito'
y al cabo de un ratito
ya están bien acomodaos,
los perros bien arrollados
están bajo el corredor
y con el cielo tronador
da una lástima sacarlos
y en el cajón de los marlos
duerme un gato roncador.

Y otro nuevo amanecer
meta viento y aguacero
molesto está el puestero
pues no puede recorrer,
como algo quiere hacer
se acomodó en el galpón
y acompañao del patrón
arreglan unas pecheras,
varios frenos, anteojeras,
unas riendas y un cinchón.

Unos corriones colgaos
están listos pa engrasar,
las varillas pa'ugeriar
que faltan de un alambrao;
también se han arreglao
unas bolsas de arpillera
y un aradito'e mancera
que está medio descuidao,
su reja se le ha limpiao
y aceitao la volcadera.

A torta frita, un aroma,
se dispara'e la cocina,
la tarea femenina
que no afloja ni por broma;
la patrona no se aploma
aunque siga el vendaval
y pa no pasarlo mal
con su cocina'e leña
a sus tareas se empeña
desafiando al temporal.

Al cabo de una semana
la cañada es una mar,
el viento quiere aflojar
al concierto de las ranas
y la luna que se afana
por vichar entre'l nublao
la gran lluvia se'a parao
y se escucha sin esfuerzo
el canto de los escuerzos
allá en el bajo inundao.

A la mañana siguiente
en charcos de agua clara,
el sol lava su cara
iluminando el naciente,
bajo un cielo refulgente
sopla el pampero triunfal
que acariciando el barrial
va marcando el horizonte
y por los claros del monte
se ha esfumao el temporal.

lunes, 20 de octubre de 2014

En yunta

(Dibujo: Esteban Diaz Mathé))

¿Sentís, muchacho, el canto del martiyo?
Vale más que mi canto, ti asiguro.
Es canto'e porvenir y de progreso
y el mío es nomás que no 'estar al ñudo.

Es un cantar de fierro, es cantar di'aura.
El mío era di'oro y se golvió de cobre;
y si porfeo por seguir la güeya
de los tiempos pasaos, la gente nueva
se v'aburrir y pronto naides mi'oye.

Quien lo maneja, vive con su canto,
golpe n'el yunque es golpe de conquista.
Yo apenas poderé ganar, cantando,
el corasón confiao de alguna china.

Pero vos no pensés que sólo'es útil
aquél que echa los bofes trabajando:
que el hombre no'ha'e vivir igual qu'el burro
siempre en la cincha y sin sentir un canto.

Tamién carece qui'haiga quien divierta,
y hasta que viva sin saber pa qué;
por eso hay bichos que trabajan tanto
y otros que ni'hacen nido pa poner.

"N'el mundo pa ser mundo habrá de todo",
dijo'al hacerlo el viejo Tata Dios,
pa'eso'stán la hormiga y la chicharra,
y pa'eso'stamos el herrero y yo.

¡Le prendemo'al trabajo hasta la noche
-y comensamos cuando el sol asoma-:
es cumba el vasco pa golpiar los fierros
y yo no tengo fin en la bordona!

Los dos'tamos contento'e nuestra suerte;
trabajamos en yunta y semo'amigos:
él en la fragua y yo n'el estrumento,
cada'uno tira ande l'uñó'el destino.

Con l'alma alegre y la concencia limpia,
vamos pa'elante sin mirar p'atrás;
y entre los dos di'a poco vamo'haciendo
el trabajo del güey y el del sabiá.




Receta



Mirá hermano, pa ser como yo soy,
hay qui'agenciar las cosas que yo tengo:
una machés probada en la disgracia,
güen cabayo, una china; y un sobeo
pa maniar la singüeso cuando cuadre,
pa'enlasar l'alegría, si dispara,
pa crusarlo n'el lomo'un atrevido
y p'a'horcar la tristeza si uno l'haya.

Ah!... y si podés, te conseguís un freno
de tranca, y le encajás a l'ambición,
qu'eso, pa ser felís tamién es güeno.

Guasquitas


(Pintura: Luis Nuñez)

Briyan sus ojos machazos
con una pasión tan rara,
que son como dos luceros
en el cielito'e su cara.

Madrugador, el jilguero
canta tuitas las mañanas,
anunciando el nuevo día
que dentra por mi ventana...

Si t'enfermaras de pena
por no poder olvidar,
pensá que también tu gaucho
padece del mesmo mal...

Al ñudo cierro los ojos
porque no puedo dormir,
y pienso mientras no duermo
si te acordarás de mí.


... Y son tus ojazos negros
igual que la noche, igual;
dende que me miré'n eyos
no t'e podido olvidar.

Ayer mi dijo un amigo
que no piense en tu querer;
-es fácil dar el consejo,
¡la cosa es poderlo hacer!-...

Aunque tu traición jué fiera
yo no te guardo rencor,
porque'ntuavía no estás libre
de que t'engañen a vos.

Ya viene la mañanita
y yo sin poder dormir,
desvelao por un cariño
que tanto me hace sufrir...

En la cumbrera'e mi rancho
el jilguerito cantor
me anuncea que vien'el día
trayendo a la cincha el sol...


(Dibujo: José Montero Lacasa)

Tientos


(Foto: Francisco Ayerza)

Son mis pobres versadas,
igualitas que tientos,
que de la lonja'el alma
con el puñal del Tiempo,
ha cortao el Dolor,
gaucho machazo,
pa trenzar un sobeo
y atarme a su palenque, mientras viva,
con penas y ricuerdos...!

Rumbos

(Pintura: Bordagaray)

Aquél que quiera saber,
que le pregunte al pulpero
cuál es el triyo más corto
que yeva hast'al cementerio...

Y él le dará la respuesta
talvés por poco dinero;
-con el porrrón en la mano
le señalará el sendero...

Yo ya se lo'e preguntao
porque inorarlo no quiero,
y él con su santa pacencia
ha hecho de camposantero...

Y hoy me doy cuenta que vos
me lo enseñaste primero,
porqu'el camino'el olvido
tamién yev'al cementerio...

Dend'entonces me ha dentrao
por remojar el garguero,
y a preguntarle lo mesmo
voy siempre a lo del pulpero...

Tus desdenes, vida mía,
y la caña del pulpero,
me han de arrastrar, algún día,
camino p'al cementerio...

Si yo no usara picana

(Pintura: Tito Saubidet)

El clavo de mi picana
era como de tres dedos;
de tanto afilarlo, está
que ya cuasi ni lo veo.

Mis güeyes son voluntarios,
no necesitan castigo;
la picana, yo la llevo
porque es cosa del oficio.

Si me vieran dir sin eso,
diba a ser pura chacota,
pero a mis güeyes, los pican
los tábanos y las moscas...

Viá poner un clavo grande
que han de abrir tuitos la boca!...
Pa réirme nomás, de algunos
que digan cualisquier cosa...

Si yo no usara picana
diba a ser pura chacota!...

domingo, 19 de octubre de 2014

Pa vos, gaucho malo

(Dibujo: Carpani)

¿Tuitos te desprecean?
¿Te dijeron que sos gaucho malo;
que no sale un ternero
si vaca por parir has embretao,
que se junde l'hacienda
ande güela tu laso,
que sos como el veneno,
que ayí donde tus botas han pisao
ni el pastro crece más?



Y te olvidaste
del consejo del cardo,
que pincha, sí, canejo, al que se arrima,
y da la flor más linda del verano...
Acordat'e la tela
de aquél bicho peludo en el naranjo.
¡Ese sí qu'era fiero!... Y hoy lo almiran,
que su maldá las alas le ha formao.







(De "Rebencasos". - 1939)

sábado, 18 de octubre de 2014

Mi hacienda



En el potrero de mi alma,
cada día más se aumenta,
-con tristeza lo he oservao-
la tropiya de mis penas...

Y asigún yo me carculo,
en mi desgraciad'hacienda,
deben haber penas machos
entreveraos con las hembras!...

Sino

(Pintura: Angel Della Valle)



Qué quiere que le haga, si es ese mi sino:
El gaucho ha nacido pa ser como bola,
pa rodar un poco y a juerza de golpes
apriender las cosas...!

El sino, p'al gaucho, es lo mesmo qu'el viento
pa las pobres hojas...!
Y no hay más remedio que dir cabrestiando
aunque el dir nos cueste lágrimas muy hondas...!

El mundo es muy grande y hay muchos caminos
y es mejor ser ave que un montón de bosta.
Pa eso la esperencia es hermana'e la suerte,
pa juir por las lomas...!

Y antes de entregarse, de puro mañera
la ingrata nos cobra,
un montón bien grande de ilusiones guachas,
y un montón de muchas esperanzas mochas...!

Si dispués de todo no hay nada más lindo
que ver pagos nuevos y ver nuevas mozas,
y ansina andar siempre, pa llegar y dirse,
dejando atrás de uno dos ojos que lloran...!

Y a pesar de tuitos los golpes y sustos,
tener siempre pronta
una sonrisita puntiando en los labios,
y una canción fresca cantando en la viola...!

Bien montao, teniendo el cuchillo y el poncho,
la yesca y el mate, la pava y la viola
cualquier gaucho, solo, se anima a largarse
a contar los astros que la noche doran...!
 ........................................................
Montevideo, mayo de 1931

La patria del corazón



En trueno de ternura
su voz viril de paisano
y al decir, decían las manos
de su recia galanura,
del traje a la barba oscura
trasuntaba rebeldía,
si un dolor lo ensombrecía
a un mostrador acodao
era un silencio embrujao
Rufino Mario García.

En mi soledad uraña
su muerte mi vida bate,
y el abuelo del remate
siente un frío en las entrañas,
si un duende habita en la caña
te buscará tu hidalguía,
y en su rubia hechicería
te buscará tu vivencia
pues sos paloma de ausencia:
Rufino Mario García...

Si mi memoria se cuelga
con tu decir legendario
crece el temple temerario
del lancero Santos Niebla;
y aunque a nacer otro vuelva
con tu empaque y gallardía
el duende que vos tenías
apadrinó tu alma al cielo,
inalcanzable tu vuelo:
Rufino Mario García...

La patria del corazón
no se emponchará de anemia
al evocar tu bohemia,
chasque azul de la emoción,
mate, guitarra, fogón,
revive en tu gauchería
y esta raza tuya y mía
fiel, humana y montaraz,
no te olvidará jamás
Rufino Mario García...




............................................................
Homenaje de Santiago Chalar al gran recitador Uruguayo don Rufino Mario García!





jueves, 16 de octubre de 2014

Filo



Si habré masticao el chala
en mis noches sin fortuna
mirando cómo la luna
dispacito se resbala;
ninguna amargura iguala
a la que hizo nido en mí,
tal vez ella me hizo así:
apartao, triste y uraño
rondando los desengaños
que en la huella recogí.

Como fogón de tropero,
empinao en algún paso,
me ñublo con los ocasos
y me enciendo en los luceros,
soy cinta de clavijero
atada en una mancera
y es mi vida toda entera
cuando el pesar la desgarra,
el alma de una guitarra
que tener alas... ¡quisiera!

Cuando el infortunio un día
con su daga envenenada,
me hirió por la puñalada
porque es sangre de poesía;
en mi existencia no había
otra ilusión y otro empeño,
como el de templar mi sueño
al calor de la esperanza,
fui reja en mis acechanzas
ahondando surcos de ensueño.




Quemá esas cartas (Valseao)



Quemá esas cartas donde yo he grabado

Solo y enfermo, mi desgracia atroz,
Que nadie sepa que te quise tanto
Que nadie sepa, solamente Dios.

Quemalas pronto y que el mundo ignore

La inmensa pena que sufriendo está,
Un hombre joven, que mató el engaño
Un hombre bueno, que muriendo va.

Te amaba tanto que a mi santa madre

Casi la olvido por pensar en ti,
Y mira ingrata como terminaron
Todos los sueños que vivían en mí.

Yo ya no espero que tu amor retome

Al dulce nido donde ayer nació,
Yo ya no creo que tu blanca mano
Cierre la llaga que en mi pecho abrió.

Y te perdono porque aquél que quiso

Nunca maldice lo que ayer besó,
Gime y se arrastra sin tomar venganza
Muere, en silencio, como muero yo.

Mas cuando en brazos de otro ser dichoso

Caigas rendida de placer y amor,
Recuerda al menos que has dejado trunca
Una existencia que mató el dolor.

Quemá esas cartas donde yo he grabado

Solo y enfermo, mi desgracia atroz,
Que nadie sepa que te quise tanto
Que nadie sepa, solamente Dios.








viernes, 10 de octubre de 2014

Señor de los Andes





Cóndor, monje negro del cielo,
señoreas tu vuelo,
entre cumbres y alturas,
nada escapa a tu celo;
puna o llanura,
talismán que conjuras,
en las sombras del suelo,
alta y oscura,
región de las razas,
que adoran el sol.

Hueso, musical de las quenas,
muerto y hueco resuenas,
con las cifras del viento,
la plegaria, el lamento,
del altiplano,
y el indio americano,
que aún llora al hermano,
el Cóndor Canqui,
señor de la puna;
Tupac Amaru.

Vuela hacia el alba futura,
que el cielo inaugura
en la cruz del sur;
vuela en la sangre y el sueño,
que siembra el cuneño
Tupac Amaru....

Cóndor, monje negro del cielo
rey salvaje del vuelo,
que navegas la altura;
embriagez y desvelo
luto celeste,
con tus alas conjuras
en los valles del suelo,
toda creatura,
región de las razas,
que adoran el sol....

Vuela hacia el alba futura,
que el cielo inaugura
en la cruz del sur;
vuela en la sangre y el sueño,
que siembra el cuneño
Tupac Amaru....

domingo, 5 de octubre de 2014

Porque me gusta nomás



Porque me gusta nomás
entreverarme en la rueda,
tal vez que mi canto pueda
llegar largando de atrás;
con mi guitarra al compás
de una milonga campera,
voy a largar campo afuera
el deseo que me domina
de cantar como Argentina
por mi patria y mi bandera.

No pido ni doy revancha
y aunque soy una mujer,
el que me quiera correr
que elija caballo y cancha,
 mi tierra es extensa y ancha
pero no es lonja pa'tiento
y aunque en algunos intentos
mas de uno quiso ofenderla:
mujeres pa'defenderla
salían por los cuatro vientos.

Por eso, pensando en ellas,
porque me gusta nomás...
no voy a aflojar jamás
ni pienso seguir sus huellas,
me guían esas estrellas
pa'defender a lo nuestro
y aunque tal vez no demuestro
que puedo quererlo tanto:
como otros cantan, yo canto,
Martín Fierro es mi maestro.

Pero si un día el destino
pone mi suerte en balanza
y con mi canto no alcanza
pa'defender lo argentino,
entonces verá el camino
alta paisana sentarse,
sobre un caballo y jugarse
de Tierra'el Juego a Jujuy:
igual que Juana Azurduy
o a lo Victoria Balcarce.