martes, 14 de diciembre de 2010

Lazarillo gaucho

Es de mañana, de rocío
está mojada la alfombra,
y el campo envuelto en el humo
invisible de su aroma,
el sol con sus largos rayos,
una telaraña forma
pa encorralar unas nubes
que andan como mariposas;
tienen por cuerdas cien trinos
las guitarras de la fronda
y las bandadas procuran
los cardales de las doma.

Pa refrescar las gramillas,
los sauces vuelcan sus copas,
y afilan en el zumbido
sus aguijones las moscas,
están de yerra tacaña,
se prende fuego a la hojas
como pa espuelear el lerdo
cansancio de aquellas horas,
enlazando sobre el freno
andan Rivera y Barbosa
y un renegao en un loro
que vino a sobar la soga.

Ariscos y cosquillosos
los toros de aspas filosas
se van pateando la oreja
cerquita de la maroma.
Unos pialan, otros herran
y mientras otros estorban,
andan otros de cansao
apeligrando las rondas;
allá junto al gran fogón
donde la emoción se dora,
se lava el buche un amargo
en las manos de una moza.

Entre el puestero y un negro,
se hace pesada una broma,
y a la carreta los perros
se le echan a un costao'e la sombra.
Sobre el pértigo sentao
está Pantaleón Reinosa
que en casi un siglo de ciego
no aprendió a pedir limosna,
hace rato que a la cuerda
le ha enredao una milonga
y tiene enlazao el tema
con un sobeo de estrofa.

El se acerca a los fogones
con su alegría tristona
de la mano de un nietito,
estrella en sus noches ondas
lucerito en sus tinieblas
ande su dolor se embosca.
Vida prendida su vida
como si fuera una antorcha,
y le canta a los que escuchan
con voz cansada y monótona,
a los que le forman rueda
sin saber quienes la forman.

Cuando el abuelo hace plata,
el niño sonríe a solas,
cuando no; llora en silencio,
ocultando su congoja
él tiene tres hermanitos,
que esperan allá en la choza.
Choza que de estar vacía
tiene pobrezas de sobra.
y viene a llevarle el pan
ganao a verso y bordona,
porque en boca del abuelo
se hacen de a libras las coplas.

Hoy casi nadie lo escucha,
cuando cansa la milonga,
se hamaca en un pericón
y después gasta una polca,
hasta que viene mandinga
a hacer ronda con la cola
y al tirón de un mal domao,
revienta un lazo en la argolla
y se ven chairearse al viento,
como pa hallarse una a la otr
dos guampas como dos corvos
con las puntas entradoras.

Erra un facón los garrones,
los ponchos se vuelven onda,
se cierra en seco un volcao
y cruza una boleadora,
se produce un desparramo
y el ¡guarda! que el canto corta,
ha dejado un verso rengo
y en disonancia una nota,
solo el ciego no dispara,
pa que si su vida es corta,
y además no sabe de ande
viene el peligro en su contra.

Pero les grita eso si,
al tiempo que se incorpora,
-¡agárrenme la guitarra!
No sea que me la rompa -
y el pequeño, en un arrojo,
que a los más duros asombra
se para frente del toro,
viendo que el toro lo topa,
y una guampa como un sable
le abre en el pecho una boca,
una boca que no canta,
pero que es grande y es roja.

Pasa el peligro a lo potro,
y dos manos temblorosas,
lo traen muriendo a la cuna,
que el ciego en sus brazos forma,
y explica el niño con voz
por el frío eterno ronca:
-"Abuelo, yo no quería
verle la guitarra rota".

4 comentarios:

Alexander dijo...

Mi estimado Gauchoguacho soy un permanente seguidor de su Blog y estoy gratamente sorprendido de la recopilación magnifica de poesía nativista.Permitame acerle un comentario sobre este verso "Lazarillo Gaucho" el cual estoy seguro pertenece al poeta maragato Wenceslao Varela y fue publicado en su libro de poesías nativista "Vinchas".
Le agradezco profundamente la oportunidad que nos da a sus seguidores de poder tener contacto con todas estas maravillas de nuestro nativismo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Amigo don Alexander:

desde ya soy yo el que agradezco tanta atenta corrección. Lindo sería tener el susodicho libro de don Wenceslao para seguirle sacando letras y reflexiones a un grande del verso campero.

Le mando un gran abrazo y hasta cada momento o cualquier huella. El Gauchoguacho

Tierfreundin dijo...

Wieso läßt Gott es zu, daß Menschen unschuldigen, liebenswerten Tieren derartige Grausamkkeiten zufügen dürfen? Ich schäme mich vor den Tieren zu der Gattung "Mensch" zu gehören. Aber ich bin sicher, daß Tiermörder und Tierquäler für ihre Untaten irgendwann gerichtet werden.

gauchoguacho dijo...

Dank Freund fürs vorbeischauen und einen Kommentar hinterlassen. Deshalb wollen wir dies in Deutsch und lernen und lassen ein wenig zu grob. Glaube nicht, dass Gott zu erlauben, was Sie sagen, aber er hat uns die Tiere der Gattung Mensch die Freiheit zu tun, dafür Sorge zu tragen und zu bauen sowie die Freiheit zu ärgern, Vernachlässigung und zu zerstören. Zum Glück, in unserer Art, der Mensch ist viel Abwechslung, da es eine Vielzahl von argentinischen und sollten Unterschiede zwischen den Deutschen. Grüße gauchoguacho